Google+

BUSCADOR DE PLANTAS

Enebro ( Juniperus communis)


Descripción del Enebro: El enebro es un arbusto de 1 ó 2 m de altura. Tiene las hojas aciculares, pero planas por arriba, tiesas y extendidas, casi punzantes, coordinadas siempre de tres en tres y con una ancha faja de un verde glauco, pruinosa, en la cara superior, que es fácil de borrar con sólo pasarle el dedo. Hay enebros que sólo echan flores masculinas; y otros dan flores femeninas. Naturalmente, sólo éstos llevan gálbulos, que son redonditos, de 6 a 7 mm, marcados con un triángulo en el ápice, y de color negro cuando están maduros, pero con cierta flor o pruína azulada que desaparece al manosearlos. Estos gálbulos tiene sabor dulzaino resinoso, con cierto aroma que quiere recordar la canela.
+ Información sobre ( Juniperus communis)

Florece el Enebro: En primavera, y no madura sus gálbulos hasta el otoño del tercer año. En un mismo arbusto suelen hallarse frutos de tres años.

Se cría el Enebro: En todo el norte y en las montañas de gran parte España, desde los Pirineos hasta Sierra Nevada, donde se remonta a 2400 m. Suele convivir con el pino silvestre y el pino negral, con robles y hayas; la corta del arbolado favorece su extensión en las partes aclaradas del monte.

Composición del Enebro: Los gálbulos de enebro contiene 24,5% de agua, y 75,5% de materia seca. De ésta, 46 partes son hidrosolubles; 24,6 es azúcar invertido; 3,75 proteínas; 20,8 celulosa; 2,46 cenizas; 1,34 esencia; 10 grasa; 0,36 cera; 8,34 resina, extraída en disolución alcohólica; 1,68 ácido fórmico; 0,75 ácido acético; 0,32 ácido málico; 0,31 juniperina.
La esencia de enebro contiene pineno a, camfeno, cadineno, terpineol, juneno ( un hidrocarburo terpénico, con olor que recuerda el de la esencia de la bergamota)

Virtudes del Enebro: Transcribiendo la obra póstuma de Flora Española volumen V dice:
Es sudorífico, cefálico y antihistérico; provoca los menstruos, quita las obstrucciones de las viceras, restablece el resorte de ellas y hace fluir la orina; se sirven del leño, de los cogollos y bayas. El cocimiento del leño volatiliza la sangre y la purifica por la insensible transpiración, con corta diferencia como hace el palo santo. Se prepara con él un medio baño que alivia mucho a los gotosos. El vino, cocido con las cimas del enebro, es de gran diurético. Efectos y alivios con las píldoras compuestas y preparadas con dos partes de áloes y una parte de bayas de enebro.
La miel de enebro no es otra cosa que la miel común que se hace cocer con las bayas de este arbusto; es útil para lavativas, y en la disentería y tenesmo. La ratafía de enebro se prepara poniendo el fruto en aguardiente o vino de Champaña, añadiéndole un poco de azúcar y canela. Finalmente, se quema el fruto del enebro como preservativo de la corrupción del aire; le infunden con vinagre, en tiempo de peste, para lavar las cartas, los lienzos y la vajillas. Hay pocas plantas en Europa que sean más usadas que el enebro.



Buscador de especies:

Google+ Followers

Google+ Badge

ESTEMOS EN CONTACTO!